TARRAGÓ ROS

Nació en Curuzú Cuatiá, provincia de Corrientes el 19 de Junio de 1.923. De niño su inclinación por la música lo lleva a ejecutar la armónica de boca y el piano, luego de unos años adquirió un pequeño acordeón de dos hileras. Lo propio hacía con la batería y el acordeón a piano. En 1.943 viaja a Buenos Aires es contratado  por Pedro Mendoza para actuaciones en los salones de baile de los que él era propietario. Ejecutó su acordeón en el conjunto de Emilio Chamorro “Los Hijos de Corrientes”. En 1.949  se independizo e integró su primer conjunto. En 1.954 bate records de venta dos títulos registrados “El Toro”, de Cambá Castillo y “Don Gualberto” chamammé que le pertenece y dedicado a Gualberto Pañoso, gran acordeonista de Curuzú Cuatiá. Se hizo acreedor de tres “Discos de Oro” y el “Templo de Oro” que otorga Odeón a los artistas mas populares en venta. Se radicó en Rosario durante muchos años, se lo llamaba el “Rey del Chamamé o “El Gigante del Chamamé”, su modalidad campiriña para bailes “Ramada Güipe” no tendrán fín.
Falleció el 15 de Abril de 1.978 en Rosario, sus restos descansan en Curuzú Cuatiá, según un pedido que hiciera en vida a su entrañable amigo Edgar Estigarribia.-
 Hijo de don Tarragó Ros. Acordeonista,  seguidor en principio del estilo rítmico y mélódico de su padre, guiado por don Gualberto  Panozzo, en 1.971 se radica en Buenos Aires y graba su primer larga duración. “Antoñito” como lo apodan, sigue el destino chamamecero buscando un estilo diferente, renovador, como virtuoso ejecutante del acordeón de dos, tres y cinco hileras de teclas y como inspirado compositor de temas chamameceros. Sus éxitos en temas como: “María Va”, “La Vida y la Libertad” y otros en los que participa con cultores de la canción folklórica argentina de la nueva generación y del rock nacional va aportando lo suyo. En 1.985, con la Orquesta de Cámara del Banco Mayo, estrena  “Suite Chamamecera”, donde trata de conjugar  cuerdas, violines, violas, violoncelos, instrumentos de bronce, con su acordeón. Realiza cortinas musicales para audiciones de radio, televisión y películas. Con su “Fundación Naturaleza”  se lanza al rescate de la defensa de la ecología en nuestra región, a través de CD, videos, audiciones de televisión y fascículos que lo lleva a recorrer gran parte del país, por esto recibe distinciones, homenajes y reconocimientos. Fundación Naturaleza, los encuentros denominados “Enchamigación”, las audiciones televisivas “Los Chamameceros” y su sello discográfico, junto al esfuerzo de “Mercoson” , una opción de unir los pueblos del MERCOSUR con la música y la defensa de las raíces para una mejor calidad de vida.
 
 
 
Tarrago Ros "El Rey del Chamamé"
Free PSD Templates